Celebre la Misa en este cuarto domingo de Cuaresma

Nos invita a volver sobre una de las dinámicas fundamentales de nuestro renacimiento bautismal a través del relato evangelico de la curación del “hombre nacido ciego.” Es el paso de la oscuridad del pecado y el error a la Luz de Dios, quien es el Cristo resucitado.

Comments are closed.